domingo, 23 de abril de 2017

LOS CONVERSOS, por Warner Rex







DIFERENTE CONCEPTO DE LA HOMOSEXUALIDAD ENTRE ROMANOS Y GRIEGOS

 
Si los romanos detestaban la homosexualidad, los griegos la consideraban la forma más sublime de amor. Por consiguiente, lo que uno ocultaba con temor y aversión, el otro lo alardeaba ante los ojos de sus sorprendidos iguales.













ESCÍLAX DE CARIANDA

 
Escílax de Carianda (griego Σκύλαξ Καρυανδεύς) fue un explorador y marino, natural de la ciudad de Carianda, en Caria (hoy Turquía), que vivió en el siglo VI a. C. Fue el primer griego en narrar sus exploraciones desde el punto de vista geográfico.
 
Entre los años 519 y 512 a. C., Escílax fue enviado por el rey persa Darío I a explorar el curso del río Indo. Escílax y sus marinos descendieron río abajo hasta que alcanzaron el mar; luego navegaron por el océano Índico hasta el mar Rojo, circunnavegando Arabia. Completaron su viaje en treinta meses. Hecateo de Mileto menciona este viaje.
 
Estrabón nombra a Escílax como un antiguo escritor, y lo menciona en tres pasajes, por lo que es de suponer que escribió alguna obra. Se le atribuye un Período de la tierra y un Periplo de las costas fuera de las columnas de Hércules del que se conservan siete fragmentos. El llamado Periplo de Pseudo-Escílax que data del siglo III a. C. es una compilación a la que se dio este título en honor del antiguo navegante.


SILA DICE SOBRE UN JOVEN CAYO JULIO CÉSAR


Salíos con la vuestra, quedaos con él, pero sabed que este hombre, que tanto afán deseáis incólume, llegará un día en que acabará con la nobleza por la que habéis luchado conmigo; pues en César hay muchos Marios. 









EL ESCULTOR ETRUSCO VULCA


Vulca fue un artista de la ciudad etrusca de Veyes. Es el responsable de la creación de una estatua en terracota de Júpiter que estaba dentro del Templo de Júpiter Optimus Maximus sobre la Colina Capitolina, y posiblemente del Apolo de Veyes y la Loba Capitolina.







HISTORIA CRIMINAL DEL CRISTIANISMO, por Karlheinz Deschner








EL CÓNSUL LUCIO CECILIO METELO DALMÁTICO


 

Lucio Cecilio Metelo Dalmático (en latín, Lucius Caecilius L. f. Q. n. Metellus Dalmaticus) fue un militar y político de la República Romana, hijo de Lucio Cecilio Metelo Calvo.
 
Nació alrededor de 160 a. C. Perteneciente a la facción de los optimates del Senado, estuvo en alianza política con Marco Emilio Escauro, Quinto Cecilio Metelo el Numídico, Cneo Domicio Ahenobarbo y Quinto Lutacio Cátulo entre otros.
 
Elegido cónsul en 119 a. C. junto con Lucio Aurelio Cota y llevado por su deseo de obtener un triunfo, declaró la guerra a los dálmatas, un pueblo asentado aproximadamente en los territorios que comprende la actual Croacia que no había hecho nada contra la República. Los dálmatas no opusieron ninguna resistencia. Después de pasar el invierno en Salona, la capital dálmata, regresó a Roma donde pidió y obtuvo los honores del triunfo y el cognomen de Dalmático. Con el botín de esta pseudoguerra restauró el templo de Cástor y Pólux.
 
Censor en 115 a. C. con Cneo Domicio Ahenobarbo, en unión de su colega expulsó a treinta y dos miembros del Senado, entre los cuales se encontraba Cayo Licinio Geta (más tarde él mismo censor). También recibió el cargo de pontífice máximo. Su decisión por la cuestión de las vestales en el juicio de 114 a. C. fue en general condenada.
 
Todavía vivía en el año 100 a. C., ya que es mencionado como uno de los senadores de alto rango que combatió al tribuno de la plebe Lucio Apuleyo Saturnino, contribuyendo así a la vuelta a Roma de su hermano Quinto Cecilio Metelo Numídico desterrado de Roma por no jurar una ley del citado tribuno de la plebe.
 
Fue padre de Lucio Cecilio Metelo y de Cecilia Metela, que se casó con Marco Emilio Escauro y, cuando el Príncipe del Senado murió durante la guerra social, contrajo matrimonio con Lucio Cornelio Sila con el que tuvo a los gemelos Fausta Sila y Fausto Sila.